Archive for September, 2008

Traidores a la patria.

September 16th, 2008 | Uncategorized | 4 Comments »

“Patria, son tantas cosas bellas 
como aquel viejo arbol 
que nos habla y renueva 
como el cariño que guardas 
despues de muerta la abuela 
Patria son tantas cosas bellas 

son las paredes de un barrio 
de su esperanza morena 
es lo que lleva en el alma 
todo aquel cuando se aleja”


-Ruben Blades, canción Patria

La noche mexicana más triste, originally uploaded by Arantxata.
Escribo estas líneas con lágrimas en los ojos.  Me siento triste, vulnerable, agredido, enojado e impotente por los atentados de ayer por la noche en Morelia, que dejaron de saldo por lo menos 8 muertos y más de 80 heridos.  Hoy en la mañana, el presidente de México, Felipe Calderón se refirió a los autores del atentado como “traidores que no tienen respeto por la Patria”.   

Tiene razón, quienes con sus acciones matarion e hirieron a personas inocentes no estaban atentando en contra de esas personas, o en contra del gobierno del estado de MIchoacán, que es gobernado por el perredista Leolel Godoy, ni contra el gobierno Federal que preside el panista Calderón.  El ataque fue contra la Patria, la Patria de la que hablaba Rubén Blades en esu canción.  Fue un atentado contra los hermanos, los hijos, los padres y los abuelos que amamos.  Contra las celebraciones que nos unen como mexicanos, contra las lugares donde nos divertíamos, contra los recuerdos hermosos, contra todo lo que se extraña cuando uno se aleja.  Fue un atentado contra la patria.

Mi condena para los autores del atentado, mi pésame para los familiares de los que murieron, mi solidaridad con los que heridos y sus seres queridos, mi respaldo al gobierno de Michoacán y el gobierno de México.  Mi mas profundo desprecio para todos los políticos mezquinos que sin duda querrán hacer de la tragedia un medio para realizar sus ambiciones. 

Los mexicanos debemos unirnos, respaldar a nuestras autoridades y exigir resultados.  Premiar con nuestro voto a los políticos que se sumen de manera generosa a la labor de brindarnos seguridad y negárselos a quienes no lo hagan.  

Denfendamos nuestra patria. 

¡Viva México!


¿Estados Unidos mayoritariamente racista?

September 15th, 2008 | Uncategorized | 3 Comments »


NOBAMA 08, originally uploaded by surface to air.

Yo no sé si Pascual Mojica Costa escribe desde al ignorancia o desde el prejuicio. A mi me gustaría saber en que se basa para afirmar en su artículo McCain lleva ventaja que “la sociedad norteamericana es mayoritariamente racista”.

Yo he vivido en los Estados Unidos, he trabajado con norteamericanos y por experiencia propia tendría que decir que lo que afirma dista mucho de ser cierto. La mayoría de los norteamericanos con los que me he topado NO es racista y estoy convencido de que solamente una minoría de ellos lo son. Una encuesta reciente de CNN muestra que menos de un 13% de la gente se considera racista y que menos del 48% conoce a alguien que lo sea, algo que sería imposible si la sociedad norteamericana fuera como usted refiere mayoritariamente racista. Quizás la segunda cifra parezca muy elevada, pero no perdamos de vista que si le preguntáramos a una persona si conoce a alguien calvo, quizás el 100% de la gente conteste que sí, lo cual no significa que la mayoría de la gente sea calva. Así las cosas no es sería imposible que en Estados Unidos hubiera menos racistas que calvos.

El Sr. Mojica menciona que “Hemos podido ver en televisión a personas de color siendo apaleadas por varios policías hasta el ensañamiento por haber cometidos estas personas una simple infracción de tráfico”. Me gustría preguntarle al lector, ¿cuántos casos de abusos policiales como el que menciona ha visto usted en televisión? ¿uno? ¿dos? ¿millares? Lo más probable es que usted recuerde con claridad un caso, el de Rodney King, de mayo de 1991. El que la policia termine golpeando a un conductor negro tras cometer una infracción de tránsito es una rarísima excepción, no la regla en los Estados Unidos. Afirma que “nunca se ha sabido la sanción que se les ha aplicado a esos policías”.Que nos disculpe, pero no está bien que haga extensiva su ignorancia al resto de la gente. El que el señor no se haya enterado de que los policías Laurence Powell y Stacey Koon fueron condenados a 30 meses de prisión por su conducta en el caso antes mencionado no le da derecho a faltar a la verdad del modo en que lo hizo.

Es evidente que le preocupa mucho la seguridad del candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos en quien parece estar dispuesto a creer todo lo que diga (¡a pesar de tratarse de un político!) y a quien califica como el “presidente que los estadounidenses y el mundo precisan” (énfasis mío). Sinceramente creo que no tiene porqué estarlo, después de todo a Barack Obama lo protege el servicio secreto, al igual que a McCain, a Bush o a los Clinton. Además, ¿no sería imposible una candidatura de Barack Obama si en efecto la mayoría de los norteamericanos fueran racistas?

Adivina adivinador

September 14th, 2008 | Uncategorized | 4 Comments »

Un tipo llega a una pequeña tienda. Le advierte al dueño que si no le entrega $5,000 pesos al mes le cerrará el negocio y que si se atreviera a desafiarlo podría privarlo de su libertad y de sus bienes.

¿El tipo trabaja para la mafia o para el gobierno?

No debemos olvidar nunca que detrás de todo lo que nos exige el gobierno existe la amenaza del uso de la fuerza, la posibilidad de que el gobierno nos arrebate nuestros bienes o nos prive de nuestra libertad.

Quizás la única diferencia radique en que los gobernantes, a diferencia de los mafiosos, algunas veces son electos por aquellos que podrían convertirse en sus víctimas. No nos engañemos, los gobiernos pueden llegar a ser tan malos o peores que la mafia.

11 de Septiembre

September 11th, 2008 | Uncategorized | 4 Comments »


DSC_2251, originally uploaded by dogseat.

“The skyline of New York is a monument of a splendour that no pyramids or palaces will ever equal or approach.” – Ayn Rand

Las torres gemelas no eran un monumento. No estaban ahí para celebrar las glorias de un líder iluminado, para conmemorar una victoria militar, para hacer alarde del poder de un imperio.

Era la razón, la inteligencia, la cooperación, la tolerancia y la libertad materializándose a una escala monumental. El WTC era hermoso, enorme y útil. Algo de lo que las pirámides de Egipto o el Taj Mahal y otras “maravillas” jamás podrán presumir.

Era un lugar a donde hombres y mujeres, de todos los lugares del mundo, de todas las razas, de todas las religiones acudían cotidianamente a realizar en paz tareas productivas.

Hace 7 años la barbarie atentó no contra un monumento, sino contra la razón, la libertad, la paz y la vida. No olvidaré nunca esa mañana.

Rescate de Frannie Mae y Freddie Mac ¿capitalismo liberal estadounidense?

September 10th, 2008 | Uncategorized | Comments Off

“El capitalismo liberal estadounidense funciona así: los beneficios son privados; las pérdidas se pagan a escote. Cuando me va bien, que el Estado no se meta de por medio” – Ignacio Escolar 

Antiwar San Francisco 2006, originally uploaded by Antiwar USA.

El “recate” de  Fannie Mae  y  Freddie Mac (FyF) por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) ha sido interpretada por el autor del comentario anterior como una muestra de cómo funciona lo que él ha decidido llamar el “capitalismo liberal estadounidense”.  Yo creo que está terriblemente equivocado.

 

No lo sé de cierto, pero supongo que al sr. Escolar no le gustan el capitalismo, el liberalismo, ni los Estados Unidos.   Lo que sí es evidente es que no sabe lo que es el capitalismo y el liberalismo.  De otro modo se daría cuenta de que la acción de la Fed  es una acción contraria a ellos, que se trata de una acción de corte socialista que intenta resolver los problemas causados por otra acción de corte socialista.

 

En Estados Unidos existía un sector hipotecario que operaba conforme a los principios capitalistas.  Las empresas  eran propiedad de particulares y operaban con el propósito de obtener utilidades.  Quienes querían un crédito para comprar una vivienda acudían a estas empresas para conseguirlos. Pero a algunos políticos no les gustaba que a muchas personas se les negaran créditos cuando las empresas consideraban que no obtendrían las utilidades que deseaban.  Dicho de otro modo, no les gustaba cómo operaba el libre mercado.

 

Así que contraviniendo el principio liberal de  un gobierno limitado, esos políticos decidieron darle al gobierno una nueva tarea: la de hacer el “derecho a la vivienda” de los norteamericanos.  Un “derecho” de concepción socialista que impone a los individuos la obligación de trabajar para que un tercero obtenga la propiedad de un bien.  “Derecho” que no sería reconocido por el capitalismo y el liberalismo por esa misma razón.

 

Y con la nueva tarea, vinieron nuevos poderes, el de crear empresas en las que, con el gobierno como socio (el socialismo promueve la propiedad gubernamental) se pusiera al alcance de las empresas inmobiliarias recursos para otorgar los créditos que habían estado negando.  Se estaba logrando así el objetivo socialista de distribución de los bienes.  El gobierno participaría en el mercado hipotecario interfiriendo así con su libre operación, contraviniendo los principios capitalistas y liberales.

 

Con el gobierno interviniendo en el mercado hipotecario, poniendo a la mano los recursos que las empresas inmobiliarias no prestarían si fueran suyos, se creó un ambiente favorable para los abusos y fraudes.  Había mucho dinero por hacer en el mercado inmobiliario, ¿a quién le iba a importar que el acreedor no tuviera solvencia o los bienes tuvieran precios inflados? A nadie, al fin y al cabo ahí estaban FyF y el gobierno de los Estados Unidos para respaldar todas esas operaciones si algo salí mal.

 

Y  algo salió mal, muy mal y la Fed terminó “rescatando” FyF cuando estalló la burbuja inmobiliaria y ellas se quedaron con una cartera vencida gigantesca y sin la posibilidad de seguir operando por sí mismas.   El costo del rescate es gigantesco y lo pagaran los ciudadanos norteamericanos probablemente a lo largo de generacione, algo inaceptable desde el punto de vista liberal y capitalista. 

 

Esa medida socialista, la de impedir el quiebre de unas empresas en nombre “del bien común” termina por mandar muy malas señales  hacia el futuro:  El comportamiento abusivo y fraudulento no tiene consecuencias económicas, el gobierno “rescatará  a las empresas siempre y cuando el problema sea lo suficientemente grande”,  “pasaremos a futuras generaciones los costos de nuestros errores siempre que sea posible”.

 

Si se hubiera dejado trabajar al mercado hipotecario de los Estados Unidos bajo principios liberales y capitalistas no habrían existido FyF, y nigún rescate habría sido necesario.  Pero muy pocos políticos habrían podido ganarse los votos de aquellos que ingenuamente creían que era posible  hacer realidad su “derecho a la vivienda” sin que ello tuviera un costo.


Sé que mi narración de lo que ha pasado con FyF es inexacta, simplista, y posiblemente equivocada en más de una cosa,   pero espero haber dejado en claro que el capitalismo y liberalismo norteamericano poco tienen que ver con el problema de FyF.

La ambiciones golpistas de Amlo explicadas en una frase.

September 9th, 2008 | Uncategorized | Comments Off

“El deseo de poder es una maleza que crece solamente en el terreno baldío de una mente vacía.” – Ayn Rand

¿ONGs con “n” minúscula?

September 9th, 2008 | Uncategorized | 2 Comments »

En una entrevista que escuché en la radio María Elena Morera, presidenta de México Unido Contra la Delincuencia reconocío que su hijo trabaja en la Secretaría de Sesguridad Pública Federal y que la organización que preside recibe dinero del gobierno federal.

Ahora resulta que esa institución podría convertirse en una más de las ONGs con “n” minúscula. Donde el “NO” no es un “no” parcial, pequeño, a ratos. Me apena la situación. Creo que por decoro y por el bien de la institución que dirige María Elena Morera debería renunciar a su cargo.

¿Wal-Mart tienda de raya?

September 8th, 2008 | Uncategorized | 4 Comments »

“En México les acaban de echar abajo su sistema de enganchamiento permanente a través de sus “vales de raya”, con los cuales pueden controlar de por vida a sus explotados trabajadores” - Rafael Cardona


supercenter, originally uploaded by Nahanni.

La Suprema Corte de Justicia declaró nulo un convenio firmado, según entiendo voluntariamente, por un ex-empleado de Wal-mart para adherirse al programa de vales de esa empresa.

 

A raíz de esa decisión, en diversos medios se ha dado a conocer la noticia haciendo especial énfasis en que esa práctica era comparable a la de las “tiendas de raya” del porfiriato. Lo cual es perfectamente entendible en función del comunicado  difundido por la corte.

 

En él señala que:

“[El plan de vales de Wal-mart] es similar a la práctica que se llevaba a cabo en las antiguas tiendas de raya en que los trabajadores también recibían el pago de su salario mediante vales de despensa para ser canjeados en dichas tiendas propiedad del patrón, con la diferencia de que los productos los adquirían a un precio alto

y que:

En la resolución se consideró, además, que del análisis comparativo entre la práctica de las antiguas tiendas de raya abolidas por la Constitución de 1917, y el objeto del convenio adicional al contrato de plan de previsión social establecido por el patrón en el caso concreto, al que se adhiere el trabajador en forma voluntaria para adquirir vales de despensa que serán canjeados en establecimientos propiedad de aquél, se desprende que ambas figuras son semejantes, ya que el costo de los respectivos descuentos no son absorbidos por el patrón, sino por el trabajador.” (el énfasis es mío).

 

Así que si atendemos a lo que dice la corte, en lo único en lo que se parecen las prácticas de las tiendas de raya con las del plan de Wal-mart es en que el trabajador compra en la tienda propiedad del patrón.  El trabajador no está obligado a participar en el programa si piensa que no le conviene ni se le venden los productos con un sobreprecio. Si lo que viola la ley es el que el trabajador reciba vales canjeables solamente en la tienda de su patrón, creo que la comparación con las tiendas de raya está de más y la expresión de Rafael Cardona es de un amarillismo tan irresponsable como estúpido.  Que alguien me explique cómo los vales podían “controlar de por vida” a los trabajadores de Wal-mart.

 

Debo aclarar, no estoy diciendo que la corte se equivoca en el sentido de su decisión, es muy probable que la práctica de que un patrón entregue a sus trabajadores vales que solamente sean canjeables en sus propias tiendas sea contraria a la ley y posiblemente esté bien que así sea a los ojos de quienes creen que es una labor propia del gobierno impedir que los particulares celebren libremente contratos si a su juicio una de las partes sale perjudicada.  Pero insisto, la comparación con las tiendas de raya no es adecuada y el comentario de Cardona una tontería.

 

Sinceramente creo que si en lugar de haberse tratado de Wal-mart, que es el villano favorito de muchos,  el fallo hubiera sido en contra de otra empresa cualquiera no habría tenido esa clase de difusión.  Yo quisiera saber si empresas del ramo como Chedrahui, Coppel, Comercial Mexicana, Soriana no tendrán prácticas similares.

En sacatrapos encontré el siguiente comentario  “Grupo Soriana maneja un préstamo sobre nomina, el cual se deposita directo a las tarjetas de los trabajadores, las cuales obviamente es solo para compras en los establecimientos del grupo, además los sueldos de los trabajadores se depositan en tarjetas y los retiros se pueden hacer solo en las cajas registradoras de los mercados. Así mantienen el dinero cerquita.”

 

Creo que antes de satanizar a Wal-mart valdría la pena preguntarse si sus prácticas son en realidad nocivas para los intereses del trabajador, si queremos que el gobierno impida la realización de acuerdos entre particulares en los términos que ellos convengan cuando estos no supongan un daño a terceros y hasta qué punto es deseable que el gobierno regule el tema de los planes de previsión social.  ¿Deben permitirse los vales de despensa como concepto? ¿Si se permiten debería prohibirse cuando solo puedan utilizarse en el comercio del patrón? ¿Cuándo solamente puedan utilizarse en un comercio en particular?

A continuación el comunicado de Wal-mart:

El día de ayer conocimos por los medios de comunicación la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuya Segunda Sala resolvió un recurso de revisión presentado por un ex-empleado de Wal-Mart de México. Al respecto debemos decir que desconocemos aún el texto de la Segunda Sala ya que no comparecimos ante la Suprema Corte de Justicia como tercero perjudicado en este caso. No obstante, basados en información publicada por los medios de comunicación entendemos que en su sentencia la Suprema Corte de Justicia declara nulo el convenio firmado voluntariamente por este ex-empleado para adherirse a uno de los beneficios otorgados como parte del plan de previsión social de la empresa. 
 
Dicho programa es de afiliación voluntaria y el empleado puede cancelar su participación en esta prestación en cualquier momento; ésta tiene como objetivo otorgar a nuestros empleados un apoyo para la adquisición de artículos básicos y de primera necesidad, mediante la emisión de una tarjeta de vale electrónico, en la cual el patrón deposita sin costo para el empleado quincenalmente una cantidad equivalente al máximo permitido por la ley y el empleado deposita la otra parte, lo que representa un incremento en su capacidad de compra. En la actualidad el 91.8% de los empleados ha optado voluntariamente por este beneficio.
 
No obstante que esta decisión de la Suprema Corte de Justicia es aplicable únicamente al caso de este ex-empleado, somos una empresa comprometida con el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros empleados y de  las familias mexicanas, así como con el cumplimiento de las leyes y decisiones de los tribunales del país y por ello analizaremos con mucho interés, cuidado y respeto la decisión de la Suprema Corte de Justicia y sus implicaciones para el plan de previsión social de la empresa.

La República de los espots y la propaganda política.

September 6th, 2008 | Uncategorized | Comments Off

El fin de semana pasado viajé a los Estados Unidos. Como todo el mundo sabe en ese país habrá elecciones en noviembre próximo y las campañas electorales se encuentran en marcha.

Si se  atendiera a la experiencia que los mexicanos hemos tenido en cuestión de campañas y a la noción de que en ese país se utliza intensamente la publicidad hubiera sido de esperarse algo muy distinto a lo que encontré o mejor dicho, a lo que no encontré.

Porque durante los dos días de visitas, no ví ni uno solo de los “pendones” que nuestros partidos y gobiernos suelen colgar de cuanto poste encuentren anunciando a los candidatos, tampoco encontré un solo anuncio “espectacular” de Obama o McCain, durante el tiemp que escuché la radio estadounidense no alcancé a escuchar un solo anuncio de los candidatos o sus partidos y solamente ví, durante dos horas de ver la televisión un espot del republicano y uno del demócrata. 

Resulta increíble y vergonzoso que en un país con tantas carencias como el nuestro el gasto que hacen  gobiernos y partidos políticos en publicidad en un año no electoral es evidientemente mayor que el que se realiza en un año electoral en los Estados Unidos.

Como si de una droga se tratara, nuestros políticos necesitan cada vez mayores dósis de publicidad para saciar su ansiedad mediática.  Del mismo modo que un adolecente adicto se anima a robarle dinero a sus padres para comprar la siguiente dosis, nuestros polítcios le roban al pueblo de México al tomar dinero del erario para comprar más espots.  Dinero que se podría haber utlizado para combatir la inseguridad, brindar educación o llevar salud a los mexicanos terminan convertidos en basura que ensucia y afea nuestras ciudades, en ruido que nos obliga a cambiar de estación o de canal.

Al obligar a los medios de comunicación a otorgarles espacios sin cargo dicen que al país deja de costarles dicha publicidad.  Eso es una rotunda mentira, pues al apropiarse del tiempo disponible terminan encareciendo los espacios publicitarios para el resto de los anunciantes, lo cual tiene a final de cuentas un impacto en sus costos que termina reflejándose en los precios de los productos y servicios que ofrecen al público.  Además,  los anuncios no se hacen solos, cuestan y bastante.  Y por si fuera poco el supervisar la publicidad de los partidos cuesta también.  Las ampliaciones de presupesto solicitadas por el IFE demuestran que lejos de disminuir el gasto de nuestros partidos terminó incrementándose. Lo que dejó de gastarse en un rubro termino por gastarse en otro y en mayor medida.

Por el lado de los gobiernos la cosa está tan mal o incluso peor.  Es prácticamente imposible recorrer una avenida importante de cualquier ciudad del país sin ver un espectacular de los gobiernos locales o federales. Tampoco es posible ver la televisión abierta o escuchar el radio por más de una hora sin toparse con sus espots.   Todos ellos para informarnos de sus grandes logros en materia de obras, de seguridad, salud o educación que la realidad se encarga de desmentir.
 

En 12 años 14,000 muertos

September 5th, 2008 | Uncategorized | 6 Comments »


400.Corpse, originally uploaded by Ensie & Matthias.

El día de hoy Gatopardo reproduce un artículo de Aída Mendoza publicado originalmente por Argenpress. En el se muestra la tragedia que rodea al fenómeno de la inmigración que se da desde México y Centro América hacia los Estados Unidos.

Como liberal, no puedo sino unir mi voz a quienes denuncian esta tragedia y a las políticas criminales que provocan tanto sufrimiento y tantas muertse. En la agenda de todo liberal está la lucha en favor del un mundo sin fronteras para los capitales, para las mercancías, pero también para las personas.

El imponer desde la xenofobia, el racismo, el patriotismo idiota y la ignorancia económica leyes que hacen ilegal que una persona que está dispuesta a realizar un trabajo honrado y productivo se encuentre con otra dispuesta a pagarle por hacer un trabajo que ninguno de sus compatriotas está dispuesto a hacer es un crimen. Llamar Ilegal a una persona es monstruoso, nadie es ilegal.

Según el reporte de la Federación Internacional de Derechos Humanos que menciona el artículo son más de 14,000 las personas que en los últimos años han muerto porque existen leyes y políticas que los empujan a la clandestinidad, que los llevan al desierto, que no les dejan más alternativa que poner su vida en manos de criminales.

Debemos exigir a nuestros gobiernos políticas y leyes que garantizaran los derechos humanos de los inmigrantes, un trato digno para ellos, pero por encima de todo que se abriera las puertas generosamente a cualquier extranjero honrado que estuviera dispuesto a trabajar en este país y contribuir a su desarrollo o que van en tránsito hacia otro para hacer lo mismo. Porque eso es precisamente lo que la inmensa mayoría de los inmigrantes hacen: contribuir a la prosperidad de los países que lo reciben.

Del mismo modo que combatimos la mentira de que el libre comercio y el libre flujo de capitales generan pobreza, debemos combatir el mito de que los inmigrantes aumentan la criminalidad, roban empleos,  destruyen la identidad nacional o abusan de los sistemas de seguridad social.

En este afán, los liberales debemos tender la mano a quienes coinciden con nosotros en este tema aunque estén en desacuerdo en otros. Debemos hacer a un lado las diferencias e impedir que nuestros prejuicios nos impidan unirnos en este reclamo.

En el siguiente vídeo presentado por el CATO Institute  Jason Riley explica porqué Estados Unidos debe permitir la entrada legal a un mayor número de imigrantes a ese país, cómo los inmigrantes contriubyen al desarrollo de ese país y porqué son falso que los inmigrantes roben empleos, hagan caer los alarios, llenan las prisiones o se niegan ser asimilados.

A continuación el audio al español:
 

¿Por qué será que los promotores del libre comercio, que apoyan los mercados libres y abiertos para el intercambio de mercancías dejan sus principios de lado con tanta frecuencia cuando se trata de la inmigración? Jason Riley, miembro del consejo editorial  del Wall Street Journal se hace y responde a esta pregunta en su libro DEJENLOS ENTRAR, un argumento a favor de las fronteras abiertas.  En junio 18 del 2008 habló en el CATO Institute, este es el segmento de un evento más extenso disponible en Cato.org

 

[Presentación del libro Déjenlos Entrar, miércoles 18 de junio del 2008, habla Jason Riley]

La posición del Wall Street Jurnal en torno a la inmigración está en línea con la filosofía general del periódico, misma que comparto.  Estamos a favor de personas libres y mercados libres y eso incluye mercados laborales libres y flexibles.  Ahora bien, la mayoría de las personas que se identifican a sí mismos como “conservadores de libre mercado”  afirman compartir esta convicción y usualmente es así,  con una  notable excepción, que según mi experiencia se presenta cuando el tema se extiende a la inmigración.  

Ningún defensor del libre comercio jamás soñaría en apoyar leyes que interrumpieran el libre movimiento de bienes y servicios a través de las fronteras nacionales.  Pero cuando se trata de leyes que se lo impiden a los trabajadores que producen esos bienes y servicios demasiados conservadores olvidan hoy en día los principios del libre mercado.  Reemplazan a Adam Smith, David Ricardo y John Stuart Mill por Lou Dobbs.  A Ronald Reagan por Pat Buchanan.  Los principios del conservadurismo ceden su lugar a una suerte de populismo reaccionario.  A algunos de nosotros esto nos desconcierta. Una de las razones por las que escribí el libro fue para demostrar que no existe ninguna inconsistencia entre defender al mercado libre y la apertura a la inmigración.

A lo largo de los años he escuchado los mismos argumentos en contra de los inmigrantes una y otra vez: roban nuestros empleos, deprimen los salarios, están llenando nuestras cárceles y prisiones,  son una carga excesiva para nuestro sistema de seguridad social, etcétera.   Sin embargo mi propio trabajo de investigación y de reportero ha encontrado que se trata de tremendas exageraciones o son simplemente contrarios a la realidad.   Un par de ejemplos  rápidamente.

Si tu fuente de información sobre inmigración es Lou Dobbs,  John Hannity o Bill O’Reilly, Laura Ingram o Rush Limbraugh,  es probable que estés convencido de que estamos en medio de una ola criminal provocada por los inmigrantes ilegales.    Sin embargo la evidencia no apoya esa afirmación.   Porque muchos de los inmigrantes ilegales, sobre todo mexicanos y centro americanos son hombres jóvenes que llegan con niveles muy bajos de educación formal, los estereotipos populares tienden a asociarlos con tasas más altas de crimen y encarcelamiento.  En realidad,  numerosos estudios realizados por investigadores independientes  y  encargados por el gobierno durante los últimos 100 años han encontrado reiteradamente que los inmigrantes son menos propensos a cometer crímenes y a terminar en prisión que los que nacieron en el país. 

De hecho, entre los hombres cuyas edades van de los 18 a los 39, y que por supuesto componen la gran mayoría de la población carcelaria, la tasa de encarcelamiento es 5 veces mayor entre los nativos que entre los inmigrantes.  Y esto no se debe a que inmigrantes modelo de la India o China compensen con su respeto por las leyes los crímenes cometidos por los inmigrantes latinos pobres y sin educación.  Para cada grupo étnico, sin excepción,  las tasas de encarcelamiento son menores entre los inmigrantes.   Esto es cierto para los mexicanos, los salvadoreños y los guatemaltecos que forman la mayor parte de la población ilegal en los Estados Unidos. Rápidamente otro hecho:  se estima que entre 1994 y 2005 la población ilegal en los Estados Unidos se duplicó hasta llegar a doce millones.  Sin embargo, de acuerdo al departamento de justicia, en ese mismo periodo la tasa de criminalidad cayó en un tercio.  Los delitos contra la propiedad cayeron 26% y no solo en un promedio nacional, sino en las ciudades con mayor población ilegal, como Nueva York, Chicago, Los Angeles, Miami.  Cayeron en las ciudades fronterizas que experimentan la mayor inmigración ilegal, como El Paso y San Diego.

A fin de cuentas,  el problema de la criminalidad no es causado y ni siquiera agravado por los inmigrantes, independientemente de su condición de legales o ilegales. Pero la percepción equivocada de que lo contrario es verdad persiste entre los políticos, los medios y el público en general.    Tengan esto en mente la próxima vez que Bill O’Reilly utilice el caso de un indocumentado conduciendo en estado de ebriedad como ejemplo de que estamos en medio de una ola criminal a causa de los indocumentados.

 Otra idea popular es que los inmigrantes ilegales vienen aquí abusar de los beneficios sociales, pero las estadísticas muestran que las solicitudes de estos beneficios han caído al tiempo que la inmigración ha aumentado.   Desde su punto más elevado, cuando en 1994 Bill Clinton firmó la reforma a la seguridad social,  los casos de solicitud de beneficios sociales han caído en un 60%.  Prácticamente todos los estados han reducido su carga social en un tercio y en algunos casos hasta en un 90%.   Y no solamente el número de personas recibiendo beneficios ha caído al tiempo que la inmigración ha aumentado, también la pobreza en su conjunto. La pobreza infantil, la pobreza infantil entre los negros y el hambre en la infancia han todas disminuido.  Está claro que los inmigrantes no son la causa del aumento en las cargas por beneficios sociales o en las tasas de criminalidad en este país, sin embargo se nos repite constantemente que lo contrario es cierto.

No deja de sorprenderme que la inmigración continué siendo un tema tan controversial en América.  Puedo comprender la tentación  de explotar el tema políticamente, de apelar a los miedos y las ansiedades.  Los políticos lo hacen todo el tiempo con el libre comercio, por ejemplo.  Pero como muchos americanos están vinculados al tema, me sorprende que funcione tan efectivamente como lo hace.

Para mí resulta evidente que los inmigrantes han beneficiado a los Estados Unidos.  No me refiero solamente a los ingenieros informáticos de la India o China.  También hablo de los inmigrantes poco cualificados que llegaron del sur y el oeste de Europa en el siglo XIX y principios del siglo XX y a aquellos que llegan hoy en día desde Latinoamérica.  Por cierto, la tasa de inmigración desde europea excedió por mucho la que hay desde México hoy.  En aquel entonces teníamos bastantes más llegadas de inmigrantes en comparación a la población existente de la que tenemos hoy en día.

Dan Griwald, aquí en CATO, ha hecho una excelente investigación sobre el tema así que la usaré.  En los años noventas, la inmigración desde México promedió  4.2 millones, 1.5 inmigrantes por cada mil ciudadanos de los Estados Unidos.  En comparación, a mitad del siglo 19 los Estados Unidos absorbieron a 3.6 Irlandeses por cada mil residentes.  De I840 a 1890 la tasa de inmigración de alemanes fue superior en cada década a la actual tasa de inmigración de mexicanos.   De 1901 a 1910 la inmigración de rusos, italianos, austriacos y húngaros  supero, cada una por separado, la actual tasa de inmigración desde México.

Si la historia de la inmigración demuestra algo, es que no hay nada más común que el que los inmigrantes pobres se vuelvan prósperos en su nuevo país y hagan a ese país más próspero también y la experiencia de los Estados Unidos no es distinta.   El propósito de este libro era poner el debate actual dentro de una perspectiva histórica, buuscar en los extranjeros chivos expiatorios para los problemas nacionales, reales o imaginarios es una suerte de tradición americana, por eso argumento en él que los inmigrantes de hoy no son distintos, solamente más nuevos.