~Supongo que muchas de las personas afectadas por la tragedia del día de ayer, posiblemente la mayoría, pensarán que las armas deberían prohibirse. Pero quizás haya entre ellas aguien que hoy lamente que su ser querido no haya tenido la posibilidad de defenderse o defender a sus compañeros ese día por obedecer el reglamento de la universidad que prohibe las armas en el campus.

IM000903.JPG, originally uploaded by gabeandchry.

Encontré una posible respuesta a mi pregunta de ayer. A partir de un vínculo que proporcionó Liberal Sanjuanista llegué al blog Freestudents en el que se da cuenta de lo que ocurrido en diversos casos en que un asesino en masa se encuentra con resistencia armada.

Para mi sorpesa, el primero de los casos presentados tuvo lugar en Viginia y en una universidad, no en Virginia Tech, sino en el Appalachian School of Law .

“Era enero 16 del 2002, cuando Peter Odighizuwa llegó al campus. Se le había suspendido debido a sus calificaciones reprobatorias. Odighizuwa estaba enojado y mostrando un arma llamó a los estudiantes diciendo “vengan por mí”. Los estudiantes, al ver el arma salieron corriendo. El tiroteo comenzo casi de inmediato. En segundos, Odighizuwa mató al director de la escuela, a un profesor y aun estudiante. Otros tres estudiantes fueron alcanzados, uno en el pecho, otro en el estómago y el último en la garganta.

Muchos estudiantes escucharon los disparos. Dos de ellos eran Mikael Gross y Tracy Bridges. Mikael se encontraba fuera de la escula pues recien regresaba al campus después del almuerzo cuando escuchó los disparos. Tracy se encontraba adentro tomando clase. Abos corrieron hacia sus autos. Cada uno tenía un arma en su automóvil bajo llave.

Bridges sacó una Magnum .357, luego comentaría que etaba preparado para tirar a matar en caso necesario. El y Gross se acercaron a Odighizuwa al mismo tiempo desde distintas direcciones. Ambos apuntaban sus armas hacia el. Bridges le gritó a Odighizuwa que soltara el arma. Cuando el tirador se dió cuenta de que tenían ventaja sobre él tiró el arma. Un tercer estudiante desarmado, Ted Besen, se acercó al asesino que lo atacó físicamente.

Pero Odighizuwa ya estaba desarmado. Los tres estudiantes fueron capaces de inmobilizarlo y detenerlo hasta que llegó la policía. Odighizuwa ahora está en prisión por los asesinatos que cometió. Su racha asesina terminó cuando se enfrentó a dos estudiantes armados. No hubo más víctimas ese día gracias a la resistencia armada.

Quizás no sabían de este caso. ¿Saben porqué? Por los medios, que a pesar de haber reportado ampliamente el ataque, decidieron omitir el hecho de que Bridges y Gross estaban armados. Casi todos reportaron que algunos estudiantes saltaron sobre el tirador para someterlo . No se mencionó a dos estudiantes armados.”

Debe haber casos similares en que las cosas salieron mal, en las que los individuos que ofrecieron resistencia armada, tal y como mencionaba Mariana en su comentario de ayer, terminaron por empeorar las cosas hiriendo o matando a personas inocentes o a sí mismos.

Se que esta respuesta que encontré y el resto de los casos presentados en el post al que hice referencia no cerrarán el debate sobre el tema. Aprecio y agradezco todos los comentarios recibidos, especialmente los que mostraban un punto de vista distinto al mío pues el intercambio de ideas y la fuerza de sus argumentos realmente pusieron a prueba mis convicciones.

Supongo que muchas de las personas afectadas por la tragedia del día de ayer, posiblemente la mayoría, pensarán que las armas deberían prohibirse. Pero quizás haya entre ellas aguien que hoy lamente que su ser querido no haya tenido la posiblidad de defenderse o defender a sus compañeros ese día por obedecer el reglamento de la universidad que prohibe las armas en el campus.

Hoy estoy más convencido que ayer de que deberíamos tener el derecho a poseer y portar armas.